Colon irritable: Consejos

Publicado por Naturalena en

Colon irritable: Consejos

colon irritable

¿Quieres adelgazar? Infórmate de nuestro Método Naturalena o contacta con uno de nuestros dietistas-nutricionistas en clientes@naturalena.es o escribiendo un Whatsapp a 648 85 40 72 o 642 69 32 82 para que te aconseje que es lo mejor para ti.

Si padeces de esta enfermedad tan molesta y ya te han dado un diagnóstico probablemente tu médico te haya prescrito tu tratamiento y unos cuantos consejos a seguir para poder controlarlo y que tus síntomas no empeoren.

Es de gran importancia seguir las prescripciones médicas, de lo contrario, si crees que puedes tener esta enfermedad o alguna parecida lo primero que debes hacer es concretar una cita con el médico, hablar con él o ella y contarle tus problemas, hacerte las pruebas pertinentes y conseguir un diagnóstico claro.

Es muy importante que sepas con certeza qué es lo que le está ocurriendo a tu cuerpo o si realmente es lo que crees. 

El Colon Irritable, también conocido como SII (Síndrome del Intestino Irritable) se caracteriza por períodos de alteraciones en el ritmo intestinal (diarrea, estreñimiento o ambas) acompañados por fuertes o leves molestias abdominales o de vientre causados generalmente por la ingesta de ciertos o varios alimentos. 

Cada persona puede presentar un tipo de síntoma distinto de la otra, o puede presentar algunos o incluso todos a la vez, todo va a depender de personas y del grado en el que se presente esta alteración.

Tanto si tienes un diagnóstico claro como si estás en proceso de averiguarlo estos consejos te pueden servir de mucho, así que a continuación dejaré unos consejos muy útiles para seguir si padeces del síndrome del Colon Irritable. 

1. Seguir una alimentación correcta

Seguir una alimentación correcta va a ser muy importante para que puedas afrontar este trastorno de la forma más llevadera posible. 

Se trata, principalmente de comer alimentos lo más digestivos y naturales posible, es decir no se aceptan alimentos procesados, comida rápida, salsas, grasas, ni alimentos pesados. 

La alimentación que debe seguir una persona que padece de esta enfermedad tiene que ser lo más natural y ligera posible, hay que buscar alimentos ricos en nutrientes como las proteínas y las vitaminas y evitar otros alimentos que puedan provocar gases o hinchazón, como por ejemplo la col, así como alimentos que estén modificados o alterados o contengan una gran cantidad de grasas, salsas o azúcares.

Cuando una persona se diagnostica de esta enfermedad y se hace las pruebas pertinentes, su médico, a través de la información que el paciente le ha dado, puede hacer una lista sobre los alimentos que puede y no puede comer, es decir, cada persona podrá comer o no comer un determinado tipo de alimento en función de cómo le siente, por eso es necesario elaborar una lista personal y en función de los síntomas que ha experimentado cada persona para determinar el tipo de comida que se debe y no se debe comer. 

Si estás en proceso de diagnosticar esta enfermedad prueba a cambiar tu estilo de alimentación, evitando los alimentos que contengan lo anteriormente mencionado y prestando especial atención a aquello que se come y en la manera en la que lo asimila el estómago durante el proceso digestivo (dolor, hinchazón, diarrea, etc.)

2. Como procesar y elaborar los alimentos

Saber cómo comer y cómo preparar tus comidas también será muy importante para tu estómago, pues antes de comer directamente el alimento en cuestión tiene que pasar por un proceso de preparación.

Para ello, recomendamos que uses la plancha, las ollas al vapor o el horno y evites las salsas, las especias y las sales lo máximo posible. 

Puedes preparar alimentos en la sartén con la cantidad mínima de sal y una cantidad modulable de aceite, es decir, si después hace falta echarle más puedes hacerlo en crudo que es mucho más saludable. 

La forma en la que masticas los alimentos también es muy importante, ten en cuenta que la digestión empieza en la boca y cuanto más trabajo hagas masticando menos tendrá que hacer tu intestino para descomponer y procesar el alimento, por lo tanto te va a sentar mejor. 

Mastica un mínimo de 11 veces antes de ingerir el alimento y bebe un vaso de agua antes de empezar a comer para facilitar la digestión.

3. Consejos para evitar molestias intestinales

  • Bebe un litro y medio de agua al día como mínimo. Esto facilitará tu digestión y hará que resulte menos pesada.
  • Toma infusiones digestivas. La manzanilla y el poleo serán una opción muy acertada.
  • Bebe agua con limón. Una o dos veces al día, en ayunas por la mañana o antes de las comidas para facilitar la digestión. 
  • Evita las especias, el alcohol, las sopas de sobre, el cacao, derivados lácteos como el queso o los yogures, pasteles, bollería, helados, mantequilla y bebidas azucaradas o gaseosas. 
  • Evita alimentos flatulentos como la col, la coliflor, los garbanzos, las lentejas, coles de Bruselas, puerros, cebolla, guisantes y los frutos secos. 
  • Procura comer todos los días a la misma hora o a una hora aproximada. 
  • Intenta buscar una hora fija para ir al baño de forma diaria
  • Evita situaciones molestas, incómodas o que te produzcan nervios
  • Practica algún tipo de deporte de relajación como el yoga, el taichi o el pilates o pon en práctica técnicas de relajación. 
colon irritable

4. Realiza ejercicio

Otra forma de evitar las molestias abdominales y prevenir los múltiples síntomas de este trastorno es realizando un poco de ejercicio diario. 

Busca un deporte que te guste o simplemente sal a andar o a correr, los deportes aeróbicos te ayudarán mucho a mantener tus funciones corporales en buen funcionamiento, siempre realiza un tipo de deporte el cual no tengas ninguna dificultad para realizar y siempre dentro de tus posibilidades y opciones.

Deportes que puedes practicar para equilibrar el ritmo intestinal:

  • Bicicleta
  • Bicicleta estática
  • Cinta
  • Elíptica
  • Caminar o correr
  • Ejercicios aeróbicos como baile o aerobic 
  • Gimnasia Rítmica 

Recuerda que estos consejos te pueden servir de ayuda pero tienes que llevar un control médico de forma periódica y anteponer todo lo que diga un o una profesional a cualquier clase de remedio o consejo. 

Espero que estos consejos te hayan servido de ayuda y puedan ponerlos en práctica para aliviar o evitar las molestias que ocasiona el Colon Irritable lo antes posible! 

Valora este post.
[Total: 0 Average: 0]
Categorías: ConsejosSalud

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *